lunes, 9 de agosto de 2010

Bruno Barreto: “Mi familia me dio el amor y el estímulo para hacer cine”


Dirigió Doña Flor y su dos maridos a los 22 años



¿Una entrevista en estos momentos? ¡No puedo! ¡Nos llevan a almorzar! Tal vez podríamos quedar para más tarde. Nos dice Bruno Barreto tajante a nuestra solicitud de entrevista. ¡Por favor! Insistimos. Sonríe, aprovechamos este mágico instante para encender la grabadora y proponerle desarrollar la misma camino a su auto. ¿Qué le parece? dije... “Seré breve maestro”... insistí una vez más. ¡okay! 

Una vez dada la autorización empezamos a salir juntos de la Sala Azul de CCPUCP, poco después de finalizar el Homenaje a la Familia Barreto, charla a la cual asistió en compañía de su hermana Paula este último sábado. Después de quedar sorprendida al escucharle decir en un pasaje de su exposición que: “Sin quitarle valor a Doña Flor y sus dos maridos no ES mi película favorita…estaba muy jóven cuando la hice y existen otros trabajos míos los cuales son de mi predilección y proyecta mejor mi labor de director cinematográfico”. Empecé así:



-¿Cuál es la película más importante en su trayectoria como director?
-La que me gusta más es “The Heart of Justice”, el filme con Dennis Hopper


-¿Por qué?
-Porque es una buena película y porque vuelco en ella mi manera de concebir mi trabajo en el cine.

-Comentó hace unos minutos de su afinidad por Dennis Hopper…
-Tengo muy buenos recuerdos de Dennis, de nuestra gran amistad, porque fuimos muy amigos.

-¿Cuántas cintas hizo con él?
-Una nada más.

-¿Lo considera un buen actor?
-¡Por supuesto!

-¿Qué proyectos cinematográficos tiene en estos momentos?
-La cinta que estrenaré mas adelante será: “El arte de la pérdida”, la que empezaré a grabar el próximo año y se hará el casting en los Estados Unidos.

-¿Quiénes serán los protagonistas?
-Pienso trabajar con una actriz inglesa de gran prestigio.

-¿Nos puede dar más detalles?
-Por el momento no.

-¿Qué le permitió la industria norteamericana en su formación de cineasta ?

-América me dio la pasión, la magia del cine...

-Difícilmente podríamos asociar industria y magia...
-Risas...Acordémonos que además de ser una gran industria, los americanos hacen del séptimo arte una magia...existen un número infinito de películas que corroboran lo que te digo...

-Usted corresponde a una generación posterior a los directores que surgieron con el cine novo,  ¿qué heredó del cine brasileño hecho en los 70 y/o 80's?
-De mi país heredé la improvisación, la emoción; el cine brasileño que corresponde a mi generación apeló a las emociones...

-¿Del clan Barreto?
-El soporte, el amor, pero sobre todo el estímulo para hacer cine. No se puede trabajar películas sino tienes estímulo, apoyo, principalmente de tus padres, de tu familia...


-En su exposición comentó que pese al éxito de su película Doña Flor y sus dos maridos no es precisamente su película favorita. ¿Por qué?
-Porque tengo otros trabajos cinematográficos los cuales me dejaron más satisfecho a nivel profesional.

-¿En una edad de madurez como cineasta?
-¡Claro!

-Pero imaginamos que tiene un cariño por Doña Flor y sus dos maridos, por todo lo que representa…
-¡Si mucho! ¡Me agrada Doña Flor! Pero sería el cuarto en mi escala de preferencias de todos los trabajos cinematográficos que hice. 

-Brasil ha hecho del cine, y la televisión (tal vez en mayor medida) una industria, ¿cuál ha sido la fórmula?

-La fórmula es bien sencilla: apoyo del Estado y las empresas privadas: punto.

-Hay un buen número de países de la Región, Perú uno de ellos, que no podemos lograr llegar a este nivel de producción...
-Tienen que dialogar: el Estados, las empresas privadas y los gremios cinematográficos, los directores, distribuidores, exhibidores, para llegar a un acuerdo e impulsar el cine de sus países...Algunos países ya lo están logrando...




Bruno Barreto, es uno de los más exitosos directores brasileños. Dirigió su primera película “Tati” en 1972, a los 17 años. Con dieciocho largometrajes en su haber, desde 1990, ha dividido su carrera entre el Brasil, el Reino Unido y los Estados Unidos, trabajando con importantes estrellas de cine como Robert Duvall, Andy García, Kevin Spacey, Amy Irving, Gwyneth Paltrow y el recién desaparecido Dennis Hopper.




Última parada 174 es su largometraje más reciente.




“El matrimonio de Romeo y Julieta”, obtuvo innumerables premios, entre ellos el Festival El cine Perú (2005), Los Ángeles Latino International Film Festival (2005), San Diego Latino Film Festival (2006), Toronto International Latin Film Festival (2006) y San Francisco International Latino Film Festival (2006).




Posteriormente realizó View from the Top (2003), en inglés,




En 2000 lanzó Bossa Nova, que fue escogida para cerrar el Festival de Berlín de ese año.



En 1998 fue nominado para el Oscar a la mejor película extranjera por Acariciando la muerte (1997).




Luego regresó a Brasil para rodar la polémica adaptación de un libro de Fernando Gabeira sobre el secuestro en 1969 del embajador estadounidense en Río de Janeiro, titulada O Que é Isso, Companheiro? (1997).Fue nominado a un Premio de la Academia a la mejor película extranjera en 1998.



En Estados Unidos, dirigió el thriller político Bajo otra bandera.



“Doña Flor y sus dos maridos”, el filme con más éxito en el cine brasileño de todos los tiempos. Le valió un temprano reconocimiento crítico y un extraordinario respaldo popular, constituyendo un hito en el reciente cine latinoamericano por su despreocupada mezcla de humor y erotismo.