miércoles, 15 de junio de 2011

Diecisiete Camellos: reflexiones de sus protagonistas

Hoy por la noche se reestrena la puesta en escena “Diecisiete Camellos”. El tema de la Patria, la derrota, los conflictos familiares, las injusticias sociales, en el tapete. Escrita por el dramaturgo Eduardo Adrianzén, la pieza la dirige Gustavo López Infantas y cuenta con la participación de los actores Sonia Seminario, Irene Eyzaguirre, Mario Ballón, André Silva y Emanuel Soriano, quienes nos dan sus puntos de vista en torno al montaje. Allí va.

Irene Eyzaguirre:

“Es una obra importante por los momentos y las circunstancias que vive el país ahora. A través de una serie de conflictos familiares los cuales están vinculados a nuestra historia nos invita a la reflexión sobre el significado de ser peruano, sobre la necesidad de intervenir en nuestros propios asuntos para tratar de mejorar nuestra sociedad. Es la relación típica de una familia y su propia historia que al mismo tiempo es la historia de un país. La obra destaca también por sus ingredientes de sátira y violencia”.

Mario Ballón:

“En la obra doy vida a un frustrado maestro de historia. Un individuo fracasado cuyo tema de enseñanza es precisamente la Guerra con Chile. Este personaje es el reflejo de muchos peruanos quienes por una u otra razón no terminan sus carreras y se dedican a trabajar de taxista o de cualquier cosa que a la larga los lleva al fracaso personal. Es un caso en particular pero que está conectado con nuestra historia y nuestra coyuntura actual también. Sin duda estamos ante una obra que nos invita a la meditación en torno a qué papel cumplimos nosotros los peruanos en nuestra actual sociedad”.

Emanuel Soriano:

“A través de la historia de la obra, los peruanos debemos palpar una realidad que no nos habían contado. El tema Perú, Nación, se refleja a través de los conflictos de una familia. Los “Diecisiete Camellos”, es una obra con la cual muchos se van a sentir identificados porque nos quita la venda para ver un hecho y una realidad inherente en nosotros y que no la vamos a encontrar en los libros del colegio. Particularmente, asumo el rol del hijo menor de la familia y soy un resentido social que explota por la mínima cosa, soy el hijo cuyo padre murió cuando era muy pequeño y su madre le da más atención a uno de sus hermanos, un caso de esos que se viven en la actualidad”.

André Silva:
“En los “Diecisiete Camellos”, hay una secuencia en donde doy vida a un soldado de Arica que pide a gritos justicia, reconocimiento. Lo habitual es que en un conflicto de guerra se reconozca a los jefes cuando los que verdaderamente están detrás y realmente ponen la cara son los soldados. Es el grito de protesta de muchos soldados anónimos. La puesta en escena contrasta con nuestra actual realidad porque nos hace reparar sobre la iniquidad, la mala repartición, la diferencia de clases tan injusta”.


Funciones: Miércoles de junio, julio y agosto de 2011.
Del 15 de junio al 10 de agosto.
Hora: 8 pm.
Lugar: Teatro Larco (Av. Larco 1036. Miraflores).