viernes, 13 de enero de 2012

La “Visión Cinética de Lima” de Manuel Rodríguez-Larraín



Arquitecto, artista plástico y fotógrafo de gran trayectoria en Europa y el Perú, Manuel Rodríguez Larraín quien actualmente vive en Bruselas, se encuentra en Lima para inaugurar su muestra fotográfica “Visión Cinética de Lima”, a propósito del aniversario de nuestra ciudad, en la nueva galería Centro de la Imagen Arte Urban Hall, espacio comercial y de entretenimiento ubicado en el edificio Wiese, recientemente restaurado por Arte Express. Precisamente sobre su trabajo nos habla en las líneas siguientes.


-¿Cómo surge su relación con la fotografía?
-En el año 2000 compré mi primera cámara digital. No tardé en ver la infinidad de posibilidades que se presentaban pero los resultados vinieron años más tarde al obtener lo que quería.

-Con “Visión Cinética de Lima”, estamos ante una propuesta cuyo eje son las imágenes en movimiento…
-Mi intención era presentar una visión de una realidad en movimiento, en un soporte fijo. Y más explícitamente, una visión que descompone la realidad y luego la recompone, interpretándola y transformándola.

-¿Estas “visiones fotográficas” constituyen un homenaje a nuestra ciudad?
-Es solo una visión, porque las posibilidades son infinitas. El tema es “el Centro de Lima” pero podría haber sido otro. Un lugar tiene infinidad de formas de ser visto, y muchas más de ser representado, porque existe de manera distinta en la visión de cada uno. Si nos centramos en este procedimiento, también los parámetros de la “recomposición” son infinitos.


-¿Cómo logra fijar el movimiento en una imagen?
-Siempre existe movimiento en lo que uno ve, y eso me interesa mucho. El modo ráfaga apareció en las cámaras digitales hace ya un buen tiempo, y alinear las imágenes en filas parecía buena idea. Pero eran demasiado parecidas. Comencé a disponer las series de imágenes en libritos para verlas en movimiento y me di cuenta de que estaba totalmente equivocado: no se trataba de hacer cine, sino de fijar el movimiento en una imagen. De ahí a superponer las imágenes faltaba muy poco: utilizar el potencial cromático de lo que nos rodea, y evidenciarlo. Esto es muy útil en ciudades grises y/o lluviosas como Bruselas, donde vivo ó Lima. El tratamiento gráfico le da ambigüedad, potencia y riqueza a la imagen.

-¿Cómo observa al arte fotográfico?
-Todo esto se vuelve rápido y divertido gracias a las herramientas que tenemos ahora. Tan rápido que se pueden descartar muchas imágenes, conservando sólo las buenas. Las buenas lo son gracias a varios factores (tema, composición, luz, movimiento), pero entra también una gran parte de azar que servirá de vínculo entre dichos factores”.



Cocktail miércoles 18 de enero 6:30pm
Galería Centro de la Imagen en Arte Urban Hall
Jirón Carabaya 501 (Edificio Wiese)
Se sortearan talleres de fotografía entre los asistentes