miércoles, 19 de septiembre de 2012

Ana Murillo: “Recitales ese puerto existe promueve la creatividad literaria”



¡Fiesta poética universitaria! En los ambientes de la Universidad de Lima, hoy empieza los recitales de poesía de los estudiantes universitarios de Literatura: “Ese puerto existe”, evento organizado por un grupo de estudiantes de la Facultad de Literatura de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, facultad de honda tradicionalidad poética. En dicho acto, se da a conocer la producción poética de los jóvenes vates además de fomentar el diálogo en torno a las últimas tendencias literarias vinculadas a la poesía. Precisamente para hablar al respecto, Lima en Escena charló con Ana Murillo, miembro del grupo organizador y estudiante de Literatura de quinto año. Murillo, se encuentra en pleno proceso de elaboración de su tesis sobre literatura peruana y su interés se enfoca  en el análisis poético y en las teorías que la sustentan, sobre todo la retórica de la argumentación. Se considera una apasionada de la poesía.



-Hoy empieza el encuentro literario de estudiantes universitarios Ese puerto existe, ¿qué nos puede decir al respecto?
- Ese puerto existe, es una iniciativa estudiantil que genera un espacio para la difusión y el diálogo entre la creación poética novel y la más establecida dentro del ámbito generacional. La propuesta es que poetas reconocidos puedan participar junto con aquellos que recién están comenzando, priorizando el aspecto creativo, más allá de las posturas críticas o teóricas.

-¿Qué se espera de esta nueva versión?
-En esta nueva versión, el evento toma como puntos de difusión a San Marcos, Católica, Antonio Ruiz de Montoya y la Universidad de Lima; mientras que los participantes pueden ser de cualquier universidad. Esta interacción permite el encuentro entre distintos grupos, de distintas procedencias y experiencias vitales.

-Si tuviera que definir Ese puerto existe, ¿cómo lo definiría?
Ese puerto existe, no es más que la poesía que todavía existe entre los académicos.


-Cambiando de tema, actualmente, ¿existe la crítica literaria seria?
-Sí, pero no en todos los ámbitos, pues existe una tendencia hacia los estudios culturales, los cuales mezclan diversas herramientas de interpretación sin una base sólida que las articule pertinentemente. Esto es una clara manifestación de lo posmoderno.

-¿La crítica literaria ha desaparecido de los medios de comunicación?
-No ha desaparecido por completo, pues suplementos como “El Dominical” brindan espacios para lecturas más cercanas a la crítica especializada; sin embargo, debemos tomar en consideración que la crítica profesional muchas veces es muy hermética en sus términos y desarrollo analítico; por otro lado, el interés que podría despertar en el público común es muy poco considerable para ciertos grupos editoriales.


 -¿Qué papel juegan los medios de prensa en el estímulo y difusión de la actual literatura contemporánea?
-Desde el punto de vista crítico la prensa oficial tiene cierta vigencia, aunque de manera minoritaria y soterrada; las mayores iniciativas surgen desde sectores independientes que buscan crear un espacio inclusivo, pues no sólo se dedican a la crítica más ortodoxa, sino también difunden la creación actual, tal como Buensalvaje, que propone una mirada de los propios escritores acerca de la literatura, entre otras cosas.

-¿Dónde publican los jóvenes universitarios sus trabajos poéticos, narrativos, ensayos, críticas literarias…?
-Las revistas actuales son mixtas en su mayoría, pues presentan una sección crítica, así como otra de creación y difusión, tal como Escritura y Pensamiento, Ajos y Zafiros, entre otros; por otra parte, las revistas pueden ser promovidas por la institución crítico-literaria, tal como la Revista de Crítica Literaria Latinoamericana, o por grupos de estudiantes, como TXT. Así, los jóvenes tienen distintos ámbitos para la difusión de su actividad poética.

-¿Por qué la poesía es apasionante?
-La poesía es apasionante por el reto que presenta para el lector. Su principal atractivo se argumenta en la enorme carga semántica traducida en pocas palabras, es increíble.


-¿Cómo visualizas la literatura actual?
-Actualmente hay escritores jóvenes cuyos libros son impresionantes y siguen una línea literaria seria, pero desgraciadamente los que más gozan de grandes campañas de marketing y publicidad son los libros “light”, además de los textos de autoayuda, los cuales abundan en las librerías.

-Este fenómeno es global...
-¡Por supuesto! El fenómeno de las ventas de libros de autoayuda es absolutamente global. Escritores de poca resonancia estética, tal como Paulo Coelho, tienen una acogida masiva y generan grandes públicos que valoran más esa especie de enseñanza ilusoria en la que participan, en busca de una satisfacción personal, pasajera.

-Particularmente nuestra capital, tiene grandes librerías, ¿podemos encontrar en ellas un buen libro de poesía?
-Sí, pero hay que buscar, pues los gustos son diversos, además que cada librería tiene sus propias preferencias en ventas; por otro lado, encontrar un buen libro de poesía depende de los intereses del momento, así como de un grado de riesgo en poetas recién conocidos o abordados. Las librerías tienen sus secciones de poesía, aunque gana mayor espacio la narrativa.


-¿Por qué?
-Porque la lectura de la narrativa es más fácil y digerible que la poesía, pues se necesita una mayor competencia lectora para esta, además de dedicación y tiempo. Lamentablemente, para los jóvenes de hoy todo corre rápido y no hay tiempo para reflexión, sobre todo en nuestro país.

-¿Qué libros de poesía actual le han llamado la atención?
En el ámbito hispanoamericano, puedo citar Como la lluvia de José Emilio Pacheco, quien ya tiene una larga y notable trayectoria poética; de nuestro país, Carmen Ollé.

-¿Se puede cambiar los textos físicos con los virtuales?
Los textos virtuales, tanto en poesía como narrativa, son propuestas interesantes, distintas: te ponen audio, juegan mucho con la fuente y su tamaño; son propuestas válidas y va acorde con la posmodernidad; sin embargo, la lectura para muchos se hace lenta y terminan simplemente escuchando los audios. Los libros físicos tienen un mayor encanto.


-Si nos centramos en poesía peruana, ¿Qué escritores le llaman poderosamente su atención?
Blanca Varela, me interesa su propuesta con respecto al tema del cuerpo. Varela tiene incluso puntos de cercanía con Emilio Adolfo Westphalen.

-¿Emilio Adolfo Westphalen forma parte de sus poetas obligados?
¡Claro! Lastimosamente, la crítica se queda en sus primeros libros, Las ínsulas extrañas (1933), Abolición de la muerte (1935); sus libros posteriores no son para nada despreciables Ha vuelto la diosa ambarina y Belleza de una espada clavada en la lengua me parecen importantes para una mayor comprensión del vate peruano.

-¿La producción literaria de los estudiantes universitarios se da a conocer?
¡Sí! Aunque nos falta más unión, más fuerza, más integración: se realizan eventos con el objetivo de dar a conocer nuestros escritos a través de lecturas, exposiciones, mesas de diálogo, aunque sin mucha cohesión. Incluso aquí, en la Facultad de Letras, circulan algunas publicaciones que difunden nuestros escritos.