jueves, 25 de octubre de 2012

FAEL: ¡Diálogo con los directores peruanos participantes!


Jorge Castro, Mariana de Althaus, Christian Ysla,  Julia Thays, Guillermo Castrillón, Nidia Bermejo, Javier Maraví, Ricardo Delgado y Luis Sandoval hablan al respecto


Este fin de semana se inicia el FAEL (Festival Internacional de Artes Escénicas de Lima), uno de los eventos más importantes del presente 2012 en esta disciplina artística. Además de participar una serie de importantes obras de teatro de la región, nuestro país interviene con nueve puestas en escena las cuales fueron seleccionadas por la Municipalidad Metropolitana de Lima, a través de la Subgerencia de Cultura, que hace un mes lanzó la convocatoria: “Una mirada al Teatro Peruano”. Los montajes seleccionados fueron: “Astronautas” de Jorge Castro, “Criadero” de Mariana de Althaus, “Escrito por una gallina” de Guillermo Castrillón, “Este sol es falso” de Nidia Bermejo, “La agonía de Rasu Ñiti” de Javier Maraví, “Pampa Santa” de Ricardo Delgado, “Suena Barrio” de Luis Sandoval, “Velorio” de Las Calacas (Colectivo) y  “Yo río” de Julia Thays y Alberick García. Precisamente sobre la importancia del FAEL y las obras peruanas participantes nos hablan los directores y/o dramaturgos nacionales participantes. Allí va


Jorge Castro: “FAEL, es un paso nuevo e importante en las artes escénicas locales”



"El FAEL, significa un paso nuevo e importante. Es la primera vez que se realiza un festival internacional de estas dimensiones en Lima, y esto permite dos cosas valiosas: El teatro de otros países (a diferencia del cine, la literatura, la música e incluso las artes plásticas) normalmente no es posible ser visto/conocido, a no ser que uno viaje a otros países. En cambio uno puede sí ver la última película de Wes Anderson o escuchar el último disco de Vicentico sin problemas. Y sin duda, eso enriquece la visión que tienen en espectadores y creadores de las posibilidades de dichos géneros. Estimula. Un festival como este permite que conozcamos lo que se está haciendo en otras partes, descubramos otras formas de expresión, las disfrutemos y se rompan nuestros casilleros mentales sobre lo posible. Y viceversa, el festival permite que nuestros trabajos y exploraciones, tengan una plataforma de exposición que llegue a un nuevo público aquí y además pueda ser conocido por colegas del extranjero, e inclusive tal vez pueda luego presentarse en otros festivales. El intercambio que permite mostrar lo que uno hace y conocer lo que otros hacen, a nivel sudamericano, sin duda alimenta la producción de unos y otros.

Sobre Astronautas



"A nivel de la dramaturgia, destacaría en primer lugar el reto de la escritura colectiva. La dramaturgia de Astronautas ha estado a cargo de cinco guionistas, unos más vinculados al teatro como Gino Luque, Mateo Chiarella y yo. Y otros al cine, Héctor Gálvez y Gerardo Ruiz. Ha sido una experiencia nueva crear una obra de esa forma, un reto al diálogo. Pero la idea de crearla así no fue un capricho, tuvo como intención abarcar mayores puntos de vista (que el de una sola persona) para hablar de "la peruanidad", para crear una historia que justamente trata de cuánto nos podemos entender. Astronautas es una obra que pretende hablar, con humor y fantasía, de nuestra posibilidad de funcionar en equipo, hacia metas comunes. Y escribirla de ese modo de por sí lo ha sido. En el humor y la fantasía estaría además algo que aprecio de la puesta en escena. El humor a veces permite reflejarnos con gran nitidez, y sin posturas forzadas, respecto a asuntos delicados como la discriminación racial, los "usos" del poder y sus consecuencias negativas sobre nuestra cohesión como sociedad, la paternidad y las fallas de esta a nivel macro y micro, etc.  La fantasía en la puesta en escena juega con nuestra posibilidad de realizar grandes hazañas, ya que tanto llegar a la luna como crear historias de ciencia ficción, son cuestiones aparentemente exclusivas del "primer mundo". Lo hacemos "real" y nos reímos de nuestra particular forma de hacerlo: cuesta arriba, con ingenio e ingenuidad, luchando permanentemente con lo improbable".  

Mariana De Althaus: “FAEL nos ubica en el mapa de los festivales internacionales”


“Tener un festival internacional de teatro como el FAEL, nos ubica a los peruanos en el mapa de los festivales internacionales, puede hacer que otros festivales se interesen por las obras peruanas que se incluyan en nuestro festival. Además, es una oportunidad de lujo para que nosotros y el gran público podamos ver obras extranjeras de primer nivel, que de otro modo no podríamos conocer. Ver el teatro que se hace en otras partes nos ubica, nos obliga a mejorar, nos da ideas, nos exige más”

Sobre “Criadero”

“El atractivo de Criadero creo que está en poner en escena un tema hasta ahora poco visible en el teatro: la crianza y la maternidad, bajo el formato de la performance o del teatro testimonial. Son historias reales contadas por sus protagonistas, eso es tal vez más poderoso que la ficción”.

Julia Thays: “El FAEL nos da un vistazo de la sociedad contemporánea”

“Para la escena peruana de hoy, es de suma importancia que se realice el FAEL, porque las obras seleccionadas (nacionales y extranjeras) te dan un vistazo muy fresco de qué es lo que se está cuestionando o reafirmando la sociedad contemporánea. Particularmente, las obras peruanas están argumentadas en la dramaturgia nacional de los últimos 10 años; hay temas de género, mucho de la visión femenina actual con respecto a sí misma y los precedentes o parámetros que la condicionan y la búsqueda hacia su liberación y autenticidad; también participan varias obras que se preguntan qué es ser peruano, o incluso reflejan una época específica de la historia”.

Sobre “Yo, Río”

"Yo, Río", es una obra de teatro que hace uso de recursos de otras disciplinas para ser contada; al tratarse el protagonista de un actor de cine, el planteamiento del escenario es tal como si fuera un estudio de cine, una caja blanca, que permite también la neutralidad del espacio para contar la vida de este hombre: Río Petersen, desde sus orígenes en la Amazonía peruana, en donde como muchos otros niños y niñas de esas comunidades, vive enraizado a la naturaleza que lo rodea, y está conectado a las enseñanzas de su abuela con respecto a los seres que habitan el bosque, relación que es abruptamente cortada cuando llega el narcotráfico a su comunidad, transformando por completo su vida. Río Petersen, atraviesa un proceso de transculturación, un proceso en donde se vuelve un instrumento del sistema que lo salva, lo adopta y lo hace sentir relevante”.

Christian Ysla: “El FAEL nos va nutrir muchísimo como artistas”

¡El FAEL, me parece una experiencia increíble! Son pocas las oportunidades en que las artes escénicas nacionales tienen la oportunidad de interrelacionarse con artistas internacionales de primer nivel. Esta experiencia nos va nutrir muchísimo como artistas. Por otro lado, me parece excelente que la Subgerencia de cultura de La Municipalidad de Lima, se comprometa con el desarrollo de las artes escénicas, y la convocatoria abierta a todos los artistas, con la finalidad de mostrar propuestas diversas, es una prueba de ello”.

Sobre “Velorio” de Las Calacas (Colectivo)

“La presencia de Velorio, es muy importante, para nosotros y para todos los que realizamos impro en el Perú, ya que sentimos que se le está dando un lugar que se merece. Velorio, es un espectáculo de improvisación, es decir, cada noche es diferente. En Velorio se le invita al espectador a un Velorio y el público elige al difunto y gracias a datos que nos da, vamos contando la vida del muerto. Además hemos incorporado la técnica del Bufón para crear a Las Calacas que son personajes que se burlan de lo vivido por el difunto, antes de llevárselo al otro mundo”.

Guillermo Castrillón: “El FAEL me remonta a aquellas sensaciones de una ciudad en crecimiento artístico”

El FAEL me ha traído nuevas y recordadas sensaciones. Viví en carne propia la época de la existencia de Centro de Artes Escénicas, dirigido por Karinne Elmore en el gobierno municipal del Sr. Andrade, y desde mi posición disfruté mucho de ese tiempo, con la Bienal de artes plásticas y el festival internacional de teatro y danza. Lima “tenía lo suyo” y se presentaba como una ciudad cultural. No todos estaban de acuerdo, pero se podría decir que ese desacuerdo es connatural a toda democracia y es desde la multiplicidad de vértices donde se generan los cambios. Lamentablemente, ha habido demasiados alcaldes a los que les ha interesado poco o nada el arte y la promoción cultural. En la actualidad, felizmente, sí hay un gusto e interés por desarrollar la cultura en nuestra ciudad y esto me lleva a recordar aquellas sensaciones de una ciudad en crecimiento artístico. Otras, más nuevas, provienen de mi gratitud por un reconocimiento a labor de los artistas que hemos venido trabajando incondicionalmente por construir un teatro contemporáneo en Lima. Termino citando al director del festival de Otoño de Madrid, en una premiación reciente, a raíz de la crisis tan difícil que aqueja a España: “No pensemos que la cultura es una isla que hay que salvar, sino que es la isla que nos salvará”. 

Sobre “Escrito por una gallina”

“El artista que habla de su trabajo, lo mata”  decía Andy Warhol. Hablar en términos de valores acerca de mi obra me resulta difícil, pero lo que sí puedo hacer es compartir su proceso de vida y comentar desde qué punto de vista veo la aparición de una dramaturgia teatral en “Escrito por una gallina”. Esta obra se puede definir como una creación colectiva con Jimena Lindo, bajo mi dirección y propuesta, que fue transitando desde una primera intención claramente performática hasta que cobró brillos más teatrales y nos dimos cuenta de que sentaba las bases de una nueva forma de teatro contemporáneo. Se estrenó en septiembre del 2007 en los exteriores de un conocido bar en Barranco. En esa ocasión, Jimena era acompañada por un matador y pelador de gallinas del mercado, una chef que cocinaba estas gallinas recién sacrificadas y dos doctoras que auscultaban a la performer. Esto cambió en sus futuras presentaciones quedándonos solos ella y yo en un espacio reducido, dándole una forma más compacta y circular que nos hizo ver más claro su sentido y seguir una dramaturgia. Finalmente, quedaron cuatro monólogos textuales dentro de la obra, elaborados por Jimena. Algunos se han ido estructurando a través de las repeticiones en el tiempo y otros siguen siendo completamente espontáneos, creados en el momento dentro de un tiempo y estado establecido. Creo en la autoría propia dentro del arte en vivo y la estimulo. Pienso que éste es un rasgo de la peformance que me interesa mucho desarrollar, sin embargo, mis propias necesidades artísticas me han llevado a retomar leguajes más convencionales dentro el teatro, en el cual distingo fuerzas arquetípicas que se expresan simbólicamente a través de él, impactándonos y conectándonos cuando están certeramente invocadas. Termino recordado a Alonso Alegría preguntándome al final de la presentación en el teatro Británico: ¿“De dónde sacaste esos textos”? y yo respondiéndole: “Acabas de ver a la escritora, escribiendo en vivo”.

Nidia Bermejo: “Perú tienen derecho a respirar cultura y FAEL nos permitirá hacerlo”

“Si tocamos el temas de festivales internacionales, el Perú es muy pobre, comparado con los demás países de Latinoamérica que llevan a cabo Festivales Internacionales casi de manera cotidiana. En Quito, Bogotá, Santiago, Buenos Aires,  y todas las capitales de nuestro alrededor tienen, por lo menos, un Festival de Teatro importante que convoca a todo el mundo. Algunos toman la ciudad entera como una fiesta, invadiendo teatros, plazas, calles, parques principales y todos son testigos de las mejores obras clásicas y contemporáneas, espectáculos inolvidables y todos tienen oportunidad de apreciarlo y vivirlo. Lima y todos en el Perú tienen derecho a respirar cultura. Necesitamos actividades como el FAEL  para que en el futuro podamos integrarnos a un circuito cultural que nos enriquecerá en todo sentido. Tenemos obras, actores, directores y dramaturgos de calidad, nada que envidiar a otros países y ya es hora de compartir eso a los demás países”.

Sobre “Este sol es falso”

 “Este Sol es falso”, expresa la dualidad de los significados cotidianos, juego de palabras y de imágenes que alimentan y profundizan cada escena. Esta obra es para distanciarse de las valorizaciones habituales y entrelazar el pensamiento analítico y racional con un pensamiento plástico y simbólico.  Sol, ella, una moneda, el astro que solo se muestra tres meses del año en una ciudad ausente, él, el ausente amor de un hombre llamado Perú. Es una obra de varios cuadros escénicos, una poesía de imágenes. Usamos la técnica audiovisual e interactuamos a veces con ella. Técnicas teatrales como la danza, secuencias físicas, canto y algo de aéreo, nos dan posibilidades de llegar al público de una manera distinta”.


Luis Alberto Sandoval Zapata: “El FAEL nos permitirá fortalecer nuestra identidad desde una búsqueda formal”

“En Lima no existía un festival de teatro de nivel internacional que muestre las propuestas que se hacen con riesgo, buscando una identificación con nuestra cultura, raíces y que fortalezca nuestra identidad desde una búsqueda formal y de contenidos. Nosotros estamos llamados a realizar el desarrollo del teatro y nos interesa ir más allá de los límites y buscar una propuesta que refresque nuestro teatro. El desarrollo del FAEL nos permitirá contrastar experiencias y darnos a conocer”.

Sobre “Suena barrio”

“Suena barrio”, pretende ser una propuesta teatral integradora donde audiovisual, música y danza se fusionan contando situaciones de los barrios populares de Lima: con una mirada desde adentro incorporando el sabor de la cultura afro peruana y de aires musicales y danzarías de las tres regiones del Perú mezclándolas y fusionándolas , ejecutando ritmos con instrumentos no convencionales que son los elementos mismos de los personajes populares y haciendo una propuesta artística poderosa con humor e ironía”.

Javier Maraví: “El FAEL nos permitirá hacer una retrospectiva de 10 años de teatro peruano”

 “Que exista un festival de esta magnitud, que dé una mirada a las propuestas más resaltantes de la región y de nuestro país me parece importante.  Hacer una retrospectiva, una memoria sobre 10 años de teatro peruano y desde allí hacer un análisis de los distintos procesos para así fortalecer a las nuevas propuestas escénicas es fundamental para el rubro”.

Sobre “La agonía de Rasu Ñiti”

“La agonía de Rasu Ñiti, es el traspaso de los conocimientos y las sabidurías de un pueblo andino; del maestro al discípulo, del padre al hijo, del profesor al alumno. La resistencia de una herencia cultural, el respeto a la humanidad y a la naturaleza, el fallecimiento material y no espiritual.  La síntesis en toda la composición teatral, la recreación de ambientes imaginarios, el recurso de la utilería y los elementos escenográficos transformables, la amplificación del movimiento y la voz, el trabajo del actor y sus diferentes posibilidades”.

Ricardo Delgado: “FAEL es una fiesta del teatro en donde todos salimos beneficiados”


“Todo evento que reciba el apoyo de instituciones del estado es siempre bien recibido por la comunidad artística peruana. Hace mucho tiempo se esperaba contar con un FAEL y este 2012 se cumplió con este objetivo. Nunca es tarde, como dice el dicho. Esperemos que esta iniciativa continué con las gestiones venideras. Eventos como el FAEL, nos ponen en el mapa del turismo artístico cultural a nivel internacional, por la diversidad de propuestas y el excelente nivel artístico teatral que se maneja en nuestro país, el FAEL es una fiesta del teatro y como tal una gran celebración donde todos salimos beneficiados”.

Sobre “Pampa Santa”

Como en todos nuestros trabajos, “Pampa Santa” plantea un cuestionamiento de ciertos elementos importantes de nuestra sociedad. Pampa Santa, nace de nuestra  constante investigación de la cultura urbana peruana la cual es nuestra materia prima para la realización de nuestros proyectos, los cuales compartimos con el público y los colegas”.

Programación: