viernes, 27 de septiembre de 2013

Julia Thays: “Ahora, los vecinos de La Victoria son activistas culturales”


Actriz, dramaturga, y directora teatral, Thays nos habla sobre su labor como gestora cultural en La Victoria


Desde hace algunos meses, La Victoria, uno de los distritos más tradicionales y añejos de la ciudad capital, luce un nuevo rostro. La comunidad, o parte de ella, está cambiando, y semana a semana celebra este hecho en su histórica Plaza Manco Cápac, en su populoso Cerro San Cosme, en el deportivo y festivo El Porvenir, en su Parque Seoane de Apolo, y en el Barrio Abeja, ex Barrio Obrero de Lima.
Los vecinos de estos barrios participan y forman parte de diversas actividades culturales: talleres para niños y jóvenes, exhibiciones de arte, presentaciones de obras de teatro, piezas de danza, conciertos de música, que desde hace diez meses, la Municipalidad de La Victoria, a través de su Gerencia de Cultura, dirigido por Guillermo Castrillón ha emprendido.


La Victoria, además, como pocos distritos en el país, tiene antiguas raíces prehispánicas y puede ofrecer pruebas tangibles de ello. Acá se encuentran aún dos  huacas – Huaca Santa Catalina y Balconcillo - que como una especie de tambo y centro religioso y administrativo formaban parte del Capac Ñan o camino real incaico.
La Huaca Santa Catalina que se halla, felizmente, en buen estado de conservación pertenecía a la Cultura Lima, anterior a los Incas, y es hermana menor de la Huaca Pucllana en Miraflores y la de Huallamarca en San Isidro, algunas de éstas debidamente restauradas y puestas en valor. La  actual gestión se encuentra realizando importantes esfuerzos para convertirla también en un foco de irradiación cultural y artística en favor de la comunidad.
Para charlar sobre este tema, buscamos a la actriz, dramaturga, y gestora cultural Julia Thays, quien es la asesora de proyectos escénicos de la Gerencia de Cultura de la Municipalidad de La Victoria.

-Hace poco reestrenaste Río en el MALI, sin embargo debemos de reconocer tu valiosa labor en el tema de Gestión Cultural en el distrito de La Victoria…
-¡Sí! Llegué a la Municipalidad de La Victoria a propósito de mis labores en el teatro. Me convocó Guillermo Castrillón quien está al frente de la Gerencia de Cultura del distrito para trabajar como asesora de las actividades artísticas culturales. Propongo proyectos escénicos para desarrollarlos en el distrito. Venimos trabajando por la comunidad de La Victoria desde diciembre del 2012 y es un equipo que labora día a día para sacar adelante a la comunidad.
-¿Cómo se han organizado?
-Nosotros trabajamos en un núcleo conformado por Guillermo Castrillón, (Gerente de Cultura), José Avilés (Bailarín y abogado), y quien te habla. Los retos para empezar a trabajar aquí han sido complejos y de diversa índole. Primero, observamos y estudiamos las necesidades del distrito. Posteriormente, en el tema de Gestión Cultural, llevamos a cabo una serie de estrategias adecuadas tendientes a desarrollar una serie de programas culturales en diversos puntos de esta enorme comunidad.

-Vecinos de La Victoria nos comentaron a través de e-mails sobre las actividades culturales que se vienen desarrollando en sus barrios…
-El trabajo de Gestión Cultural que actualmente  se viene impulsando en esta comunidad responde fundamentalmente a la voluntad de apoyo de la actual gestión edil. Nosotros estamos trabajando arduamente en el tema de Gestión Cultural, y toda esta labor no se llevaría a cabo si no fuera por el apoyo del Arquitecto Alberto Sánchez Aizcorbe, alcalde de La Victoria, quien además tiene una sensibilidad diferente de ver y tratar este tema.  Su esposa, Elizabeth, promueve concursos de creación literaria, de cortometrajes cinematográficos. Ambos están muy identificados y comprometidos con el tema del desarrollo cultural en su comunidad.
-En materia de Gestión Cultural, La Victoria, un distrito tan  tradicional estaba prácticamente en el olvido… ¿Qué fue lo primero que hicieron?
-¡Reunirnos con los vecinos! Dialogar,  charlar y consultarles sobre sus necesidades en lo referido al desarrollo y ejecución de actividades culturales. Es más, fue nuestra principal tarea, nuestro principal objetivo. Lo primero que hicimos.

-¿Qué pidieron los vecinos?
-Ellos deseaban contar con diversas actividades culturales como talleres, espectáculos, exhibiciones, proyecciones, conciertos, pero en sus barrios. No deseaban que estas actividades se centralicen en un solo punto. Solicitaban y querían que todos estos programas se lleven y promuevan en su propia comunidad. Para cumplir con toda su demanda empezamos a trabajar en sus propios espacios públicos y así emprendimos toda esta labor que poco a poco ha crecido.
-¿Hasta el momento que espectáculos se han presentado en las diferentes barrios?
-En los barrios del Cerro San Cosme y El Porvenir, presentamos “Los músicos ambulantes”. Posteriormente, en Santa Catalina, “Suena Barrio” de Kimbafá. Asimismo, se presentó “Agárrate Catalina” en el Parque Seoane del barrio Apolo. De otro lado, se puso el montaje 1980/2000 en Balconcillo; Sigo Siendo de Adú Proyecto Universal en el Parque Abeja (ex Barrio Obrero de Lima), entre otros. Paralelamente, contamos con los programas descentralizados “Fin de semana escénico”, y los fijos en la plaza Manco Cápac “Jueves de Peña Criolla” y “Sueltos en la Plaza Manco Cápac” que es la presentación de un varieté artística todos los domingos. Muchos de los usuarios de estos programas son victorianos pero también llegan visitantes de otros distritos.


-¿Cuál ha sido el impacto de estos programas en la comunidad de La Victoria?
-Sumamente positivo. Todas las actividades son descentralizadas para así poder cubrir las necesidades de los principales barrios del distrito. Ahora, por ejemplo, existe un activismo cultural. Los vecinos, las familias, muchas veces en conjunto participan de los talleres dirigidos a niños y jóvenes, y las múltiples actividades que desarrollamos. Toda nuestra labor se acompaña de un discurso de activismo artístico cultural.
-¿Los motivan a que se interesen por cultura…?
-¡Lógicamente! Los motivamos a que consuman cultura. Durante todo el año, la Municipalidad de la Victoria ofrece una serie de talleres a la comunidad. Los vecinos abren cada día más sus horizontes con respecto al arte y la cultura. Ellos han respondido de manera satisfactoria. Muchos nos han comentado que en sus barrios nunca se llevó talleres para sus hijos o espectáculos culturales dirigidos a toda la familia. Nosotros charlamos con los vecinos y le dejamos saber que un ciudadano, además de la educación, áreas verdes, de los espacios públicos, tiene derecho a disfrutar de la cultura. Ahora, muchos vecinos de La Victoria son activistas culturales lo cual es muy importante para su comunidad y para nosotros también.

-¿Cómo se financian todos estos programas?
-El tema del presupuesto o la inversión implica asumir una serie de retos muchos de ellos relacionados con la gestión burocrática, recortes de presupuestos, obstáculos del día a día. El financiamiento viene una parte de la partida asignada y otro tanto de auspicios para cubrir las actividades y no dejar a la comunidad en cero, ¡En nada! Somos conscientes que falta mucho trabajo sin embargo debemos reconocer que estamos construyendo los cimientos.
-Me hablabas también del impulso por rescatar y revalorar la Huaca Santa Catalina…
-¡Sí! Además de la Plaza Manco Cápac, el Cerro San Cosme; la Huaca Santa Catalina, es uno de los núcleos de trabajo. Temporalmente, tenemos un espacio de trabajo de Gestión Cultural en la Huaca Santa Catalina, un espacio emblemático del distrito de La Victoria. Se trata de una zona arqueológica que tiene un parque al costado y que permite todo un desarrollo de la comunidad circundante con respecto a su pasado. Esta huaca fue uno de los doce Tambos de Lima, lugares de intercambio y tránsito durante la época prehispánica. Estamos realizando una serie de proyectos para cercar este recinto arqueológico y poder conservarlo.

Detalles de las actividades culturales en el distrito de La Victoria en: http://goo.gl/G50xbK