martes, 31 de diciembre de 2013

Emilio Bustamante: "La gran mayoría de las películas regionales no pueden a acceder a los multicines"





Destacado crítico de cine nos da un interesante balance sobre todo lo que en este 2013 aconteció en el Cine Regional





Este 2013 la cartelera comercial local superó el récord de estrenos de películas nacionales de ficción. Sin embargo es preciso preguntarnos: ¿cuál ha sido el panorama del Cine Regional  este 2013?, ¿cuántos estrenos de las películas producidas en Arequipa, Ayacucho, Cajamarca, Cuzco, entre otras ciudades del país, se llevaron a cabo este año?, ¿se han creado canales adecuados para visibilizar toda esta vasta producción cinematográfica en las diferentes ciudades del país donde se producen o en la misma capital?... Para charlar al respecto Lima en Escena entrevistó al destacado crítico de cine y experto en el tema Emilio Bustamante, quien es además  comunicador social especializado en lenguaje, narrativa y guión audiovisual, guionista y docente universitario.

A decir de Bustamante, “sería interesante que el Ministerio de Cultura asumiera también la difusión sistemática de estos filmes en la sala Armando Robles Godoy, y que intentase emplear el canal de televisión del Estado con el mismo objetivo”…  ¡A buen entendedor pocas palabras! En todo caso le compete a esta cartera ministerial crear espacios más adecuados para visibilizar todo el trabajo cinematográfico producido en las diversas Regiones del país. 





-Emilio, este 2013 ha sido auspicioso para el cine local. Alrededor de diez películas nacionales estrenadas y más de tres millones de personas acudieron a ver películas peruanas en la ciudad capital. En paralelo. ¿Cómo se desarrolló el cine regional en este 2013?

-Se mantuvo un nivel de actividad importante. Se estrenaron largos y cortos. Además, hubo eventos que permitieron congregar a realizadores de regiones: el I Encuentro Nacional de Cine Andino de Cajamarca, en junio, organizado por el cineasta  Héctor Marreros; la muestra de cine regional que se hizo en la Universidad de Lima en julio; el II Encuentro de Cine Andino de Arequipa, en noviembre, organizado por el cineasta Roger Acosta; y el Festival Internacional de Cine de Ayacucho (FICA), en diciembre, organizado por José Romero y Héctor Turco.

Asimismo, es importante destacar la reactivación de la Asociación de Cineastas del Cusco (Acineq), gracias al entusiasmo de José Huamán Turpo y Ángel Romero Pacheco, entre otros, y la realización del Festival Cinesuyu, también en Cusco, impulsado por César Alberto Venero, que contó con el respaldo del Ministerio de Cultura, donde fueron entregados los premios estatales correspondientes a este año. El premio para proyectos cinematográficos de largometraje exclusivo para regiones recayó en “Wiñaypacha” de Óscar Quispe Catacora (Puno); de otro lado, un proyecto de documental arequipeño  (“La señal” de Leandro Pinto Leroux) obtuvo uno de los premios nacionales para proyectos de documental.  Hubo también premios a la gestión cultural entregados a Vídea 3.0 de Chiclayo para la organización del festival “El cine que nos mueve”, y a Zuperhéroes de Trujillo para el encuentro “Días de cine peruano”; ambos eventos deberán realizarse en el 2014.

-Cuéntanos sobre los estrenos llevados a cabo por el Cine Regional. Aproximadamente, ¿cuántas películas se estrenaron este año?

-Se estrenaron aproximadamente quince largometrajes regionales. Hubo también una importante producción de cortometrajes.

-De todo este número. ¿Cuáles consideras que destacaron?

No he podido ver todos los filmes estrenados. Destacaría a los documentales de largometraje “Inkarri” de José Huamán Turpo (Cusco), “La danza del zorzal” de Omar Sapaico (Huancayo),  “Yuraktukto” de Gisella Burga (Lambayeque) y “Proyección 19” de la Universidad Católica Santo Toribio de Mogrovejo (Lambayeque); añadiría otro documental, de 50 minutos, “Cable a tierra” de Karina Cáceres (Arequipa).

 -¿Por qué?

-La mayoría de las producciones regionales son de ficción; sin embargo, este año ha habido documentales de calidad, con propuestas personales. Creo que esto debe ser destacado. “Inkarri” demuestra la resistencia política y cultural en los Andes a partir de una mirada prolongada y cercana a la comunidad Q’eros.

 “La danza del zorzal” es un documental sobre el huaylarsh, con acertada acotación espacial y temporal, y un concepto claro de realización y forma audiovisual. “Yuraktukto” tiene una orientación social y llama la atención sobre la población rural de la sierra de Lambayeque. “Proyección 19” está compuesto por cortos intimistas, performativos o autobiográficos, realizados por jóvenes cuyas edades se hallan alrededor de los diecinueve años. “Cable a tierra” es también un documental de este tipo, donde la realizadora se expresa en primera persona.




-¿Quiénes han sido los directores que han producido más películas particularmente este 2013?

-Directores de Puno, Ayacucho y Huancayo en largos.

-El Cine Regional trabaja géneros como el fantástico en su variante del terror, el melodrama, y/o realismo social. ¿Continúan desarrollándose estos géneros?

-Sí, continúan. Se estrenaron películas de terror como “Cementerio general” de Dorian Fernández (Iquitos), “Pueblo maldito” de Lalo Parra (Ayacucho) y “La maldición del Pagachi” de Cine Aymara  (Puno), el melodrama bélico “La promesa” de Juan Carlos Ambrosio (Huancayo), y filmes de acción que –en cierto modo- abordan temas sociales como “Trata de blancas 2” de Héctor Marreros (Cajamarca) y “Matar para vivir” de Edgar Ticona Mamani (Puno).

-¿Se ha producido alguna comedia?

-No conozco producción de comedia de largometraje este año. En cortos he visto algunos muy interesantes; “Mosca muerta” de Bryan Aguirre (Chiclayo), por ejemplo.

-¿Cuáles han sido las regiones de mayor producción cinematográfica este 2013?

Puno y Ayacucho siguen siendo las ciudades con mayor producción de largometrajes. En Lambayeque y Arequipa se nota una creciente actividad, sobre todo en el cortometraje.

-En una anterior entrevista nos comentaste que en los últimos 17 años se han producido y estrenado más de 150 largometrajes en provincias, más que en Lima. ¿Qué implicancia tiene todo este crecimiento?

Una variedad de miradas sobre el país desde distintos lugares; la posibilidad de tener un cine verdaderamente nacional.

-¿Se están creando canales para visibilizar en Lima toda esta vasta producción cinematográfica regional?

No, lamentablemente. El cineclub José María Arguedas del Cafae-SE sigue siendo el lugar donde se exhiben películas regionales en Lima con regularidad. Sería interesante que el Ministerio de Cultura asumiera también la difusión sistemática de estos filmes en la sala Armando Robles Godoy, y que intentase emplear el canal de televisión del Estado con el mismo objetivo.

-Hace unos días se llevó a cabo el I Festival Internacional de Cine de Ayacucho. ¿Qué implica el desarrollo de estos Festivales en el interior del país para el fortalecimiento del Cine Regional?

-Festivales como el de Ayacucho, y encuentros como los de Cajamarca y Arequipa, permiten que se vean producciones regionales en diferentes ciudades del país. El público de Cajamarca, por ejemplo, no tiene normalmente acceso a las películas que se realizan en Puno; y el de Arequipa ignora la producción de Chiclayo. Eventos como los de Ayacucho, Cajamarca y Arequipa deben contribuir a que las producciones regionales vayan obteniendo un alcance nacional. Asimismo, son espacios de debate que permiten que los cineastas regionales se conozcan, vean sus filmes, discutan  sobre ellos, conversen sobre los problemas y expectativas que comparten, y elaboren propuestas respecto al desarrollo de su actividad.

-¿Qué perspectivas para este 2014?

-Al parecer la producción se mantendrá en Puno, Ayacucho, Huancayo y Cajamarca, y seguirá creciendo en Ancash, Abancay, Chiclayo, Cusco y Arequipa. Se espera el estreno en Lima de “El rincón de los inocentes” y, probablemente, de “La casa rosada” del ayacuchano Palito Ortega; asimismo, el estreno nacional de “Encadenados” del arequipeño Miguel Barreda, y “Con nervios de toro” del huancaíno Nilo Inga Huamán.

Se trata de películas que han ganado premios de Ministerio de Cultura y sobre las que hay justificadas expectativas. También se preparan eventos en Chiclayo y Trujillo, como ya he señalado. El problema sigue siendo la exhibición. Existen pocas salas bien acondicionadas para ello. La gran mayoría de las películas regionales todavía no pueden a acceder a los multicines. De cerca de doscientos largometrajes regionales, seis han sido exhibidos en multicines, y uno de ellos ha sido "Cementerio general", con el éxito que todos conocemos.

 La municipalidad de Ayacucho apoyó el FICA en el 2013, y el alcalde ofreció garantizar la organización del festival del próximo año; pero se trata de una excepción. El respaldo de la gran  mayoría de los gobiernos municipales y regionales es casi inexistente; en realidad, no consideran al cine como una actividad cultural. De otro lado, el apoyo del Ministerio de Cultura tendrá que fortalecerse sobre bases más firmes que impliquen un mejor conocimiento de la realidad del cine regional.

-¿En qué fase se encuentra el proyecto de investigación sobre Cine Regional que han emprendido con Jaime Luna Victoria?

-Estamos por concluir el segundo año de la investigación que venimos realizando para la Universidad de Lima. Esperamos tener pronto un documento que ofrecer.