lunes, 17 de noviembre de 2014

Carolina Aráoz: “Bloom es un viaje por todas mis emociones y vivencias”




“Todo fue intuitivo, natural, honesto…”, dice la cantautora sobre su primera producción discográfica




Fotos: Rosana López Cubas


En el año 2012, en una de nuestras primeras charlas nos comentó que deseaba expresarse a través del canto. De complementar su labor de saxofonista con la interpretación y composición. Días antes de esta afirmación, Carolina Aráoz, mujer orquesta de la Escuela Jazz Jaus y las Big Band Jazz Jaus, ofreció su primer e íntimo recital en el que además de tocar su saxofón cantó algunas piezas de bolero, vals criollo, jazz y rock pop. El público y quien suscribe estas líneas, en aquella ocasión, nos quedamos abstraídos y admirados por su vena interpretativa que aquella noche develó ante el público por vez primera.

Desde ese momento han pasado dos años, y ahora, después de un año de ardua labor de creación y producción, la talentosa saxofonista se estrena oficialmente como cantautora  presentándonos su primera producción discográfica Bloom, este miércoles 19 en el Teatro Británico, en el que nos ofrecerá las composiciones Acelerar, Atreverse, Linda, Mejor que Paul y John, Bloom, Dejarte Contra el reloj, Volar, La tierra canta, Susurro, Z de feliz, diez temas escritos por ella y algunos de nuestros más destacados músicos como David Chang, productor del disco, Chino Sabogal y Javier Lazo. Al respecto Lima en Escena charló con Carolina Aráoz.





-Carolina, por fin da fruto tu búsqueda como músico, intérprete y compositora...
-¡Me siento muy nerviosa…!

-¿Por qué?
-Por todo lo que esta nueva experiencia representa. Como todo en la vida, no ha sido fácil todo este trabajo musical.

-¿Qué simboliza esta primera producción discográfica en donde oficialmente te das a conocer como cantautora?
-Bloom, es la oportunidad de escucharme, de florecer, de dejarme ver tal como soy. Es un viaje por todas mis emociones y vivencias. Cada canción representa un ángulo diferente de mí. El disco se gestó sin ninguna pretensión. ¡Todo fue intuitivo, natural, honesto…!

-¿Bloom es asumir el reto de ser cantante?
- Bloom llega en el momento en el que me siento lista para cantar y volcar en todas las canciones del disco: mis sentimientos, mis emociones, mis percepciones con respecto a todo lo que me rodea … ¡Bloom es la eclosión! La foto de portada del disco, incluso, es la representación de todo el proceso de atreverse a escribir e interpretar sobre todo lo que nos ocurre.   

-¿Qué te ha brindado Bloom?
-Bloom me ha devuelto mi libertad. Me ha recordado que nada es imposible. Todos los temas propios y compartidos han sido un proceso de mirarse para adentro de manera sencilla…

-Centrándonos en la parte musical. En Bloom percibimos también tu formación como músico. Tú vena y formación jazzística…
-¡Claro! Estudié jazz y lógicamente es mi primera influencia. El jazz es como la mamá de la música popular. El jazz te da la flexibilidad y las herramientas para poder hacer y ejecutar diversos géneros musicales.




-Durante el proceso de gestación tanto musical como interpretativa pensaste en un género en especial…

-Cuando empecé a trabajar en el disco me pregunté qué es lo que hago. Y no lo puedo negar, se me ocurrió hacer un disco de jazz o de grabar boleros también. Finalmente terminamos con todos estos temas nostálgicos y alegres…


-Sin pretender etiquetar el disco. ¿Cómo se dio el giro para elaborar una producción que responde a un estilo world music como bien lo calificas?
-Todo el concepto de la construcción del disco cambió cuando David Chang, el productor, me dijo las palabras sabias: “Bloom eres tú”…

-¿Sientes que Bloom eres tú…?
-¡Efectivamente! Bloom es todo mi bagaje musical e interpretativo. Tengo muchos años involucrada en el mundo del jazz. Si bien el saxofón esta en todos lados, el canto, la interpretación, la composición, son experiencias nuevas, y precisamente en Bloom, se percibe toda esta textura de la música que me hacen bien: me hace feliz.

-Desde el plano musical. ¿Cómo percibes el disco?
-Musicalmente, Bloom es un disco cálido, un disco que no solo me acompaña a mí sino a todo aquel que lo escuche o desee escuchar...

-Háblanos un poco sobre el proceso creativo de las composiciones…
-Deseaba que el disco revelará cada ángulo de mí persona y así cada canción fue fluyendo poco a poco. Algunos de los temas surgieron de forma paralela: letra y armonía, otras sin embargo, fueron construyéndose progresivamente. Las composiciones hablan de la ternura, el optimismo, la decepción, la naturaleza, el amor. Hay melodías alegres, otras melancólicas. Asimismo, hay temas elaborados con grandes músicos y compositores. Tenemos, por ejemplo, dos temas escritos con Javier Lazo: ¡un poeta! En realidad, este disco es la suma de un trabajo conjunto entre grandiosos músicos y quien te habla. Estoy sumamente agradecida con todas las personas y músicos que han dado vida a Bloom.

-A propósito de poeta, poético, hay un tema sensual cuyo erotismo fluye a flor de piel…
-Sí, se trata de “Contra el reloj”.  Es una canción sensual, erótica. El tema sensual y erótico también forma parte de la vida ¿no? Esta canción es otra del disco que me conmueve.

-Mientras que Bloom, el tema que da el nombre al disco, es absolutamente instrumental…
-¡Bloom es paz…!

-Si bien en esta producción disfrutamos de una diversidad temática tanto en la lírica como en la música, “Linda” es la abstracción pura…
-“Linda”, es puro amor.  Es la historia del amor que siento por mis sobrinos. La grabé justo cuando al mayor le diagnosticaron leucemia… Ahora ya está bien y estoy feliz por este resultado. ¡Es un luchador bello! Este tema, incluso, tiene la voz de una de mis sobrinas. “Linda” es un viaje. En una parte del tema me imaginaba que estaba sobre una cometa jugando con mi sobrina…

Portada del disco



-Este tema es como un golpe al corazón…
-Es una sensación de amor absoluto. No tengo hijos pero imagino que el amor que se siente por un hijo es lo máximo ¿no? Este tema es sinceridad, paz, es un mantra también…

-Algunos de tus seguidores ya escucharon el disco y han tenido palabras de apoyo y aprecio a través de tu página oficial.
-¡Gracias! Estoy muy agradecida. Esta experiencia es nueva para mí. Estoy nerviosa y al mismo tiempo emocionada. Una chica me escribió y me comentó que mientras escuchaba Bloom soportaba el tráfico de Lima. Qué lindo distraer y hacer feliz al público de distintas maneras. ¡Es hermoso compartir tu música con el público, con personas que no conoces pero que a través de la música nos identificamos, nos hermanamos…!  

- ¿Cómo has preparado tu voz?
-¡Imagínate! He estudiado arduamente. No paro sigo. Soy muy exigente.

-¿Qué sensación te produce toda esta experiencia?
-Bloom es un parto doloroso sin llegar a lo melodramático.

-Me comentabas que hay un tema en especial que te quiebra…
-Sí, “Susurro”, un bolerito chiquito que lo interpreté por primera vez en vivo con  Javier Pérez Saco a quien aprecio y quiero mucho. ¡Es mi maestro!  La primera vez que la canté se me quebró la voz. Este tema es de esos que lo interpretas desde el corazón, me produce dolor…

-¿Cómo has logrado interpretarlo sin quebrarte…?
-A punta de esfuerzo y trabajo.

- Bloom te llevó de viaje por el interior del país…
-Sí a La Merced y a Oxapampa en donde tuve la oportunidad de compartir mi música. Toqué música para los niños y adultos. Visité un mercado en donde también les ofrecí mi música. Las melodías que nos ofrece un saxo son sanadoras. Canté y toqué para los lugareños. Viajamos hasta allá para hacer todo lo relacionado a las fotos del disco, el video, y aproveché para ofrecer mi música.

-¿Cómo fue la recepción de los lugareños?
-¡Cálida! Bonita experiencia.  

-Todo trabajo artístico siempre es un homenaje… ¿A quién dedicas Bloom?
-A mi madre y a la posibilidad de estar viva. A mis sufrimientos, a mi vida, a todo lo que ella representa.

-¿Qué planes para dar a conocer Bloom?
-Desearía coger los equipos musicales y recorrer con Bloom por todo lo largo y ancho del Perú. ¡Es un sueño! Aspiro también darlo a conocer en diversos países de la Región. Anhelo compartirlo con el público de diversos lugares. Ahora que algunos seguidores me han comentado que Bloom es un disco sanador se me ocurre llevarlo a las zonas más recónditas, más alejadas…

-Después de Bloom, ¿qué sigue?
-¡Cantar siempre y cada vez mejor! Me asusta la idea de ser cantante porque implica demasiada responsabilidad pero estamos trabajando en ello. Tengo una profesora de canto que es de lujo y realmente estoy ocupándome de hacerlo bien.