lunes, 8 de junio de 2015

Una historia original...




Obra de teatro escrita y dirigida  por Vanessa Vizcarra se puede ver en el Teatro Británico de Miraflores






Escribe: Luis Paredes

¿Tendrá alguna lógica preguntar por las historias que no se cuentan?... “Una historia original” de Vanessa Vizcarra nos cuestiona de esta manera. 

Actriz, dramaturga y directora Vanessa ha venido explorando la diversidad de roles escénicos hasta recalar en la oralidad y todo lo que su poder de fascinación convoca: el narrador que crea mundos de la nada en el espectador únicamente provisto del valor convocante de su voz.

Nunca he visto fluir tanta racionalidad en una propuesta dramatúrgica tan irracional como la que nos plantea su autora. Sus historias son un tramado de situaciones que se desenvuelven colocando a la palabra como magnífico demiurgo de posibilidades mágicas.

Solo puede atribuirse a ésta magia la virtud de la palabra de situarnos en un espacio habitado por excelentes actores: César Ritter, Lita Baluarte, Franklin Dávalos y Katerina D’Onofrio y hacerlo confluir en el infinito de las combinaciones humanas…Casi como un Aleph diría Borges.

Un personaje que sube por el ascensor se encuentra con la muerte y sale ileso. Otra mujer baja del ascensor con la idea de ligarse a un hombre y se estrella con la realidad de la locura. Un hombre busca una historia y se encuentra una mujer. Una mujer que ha muerto en vida decide la historia de su hermana y la ayuda a encontrar el amor. Un hombre armado se pierde en un ascensor. La construcción de situaciones puede ser infinita, floreciente y tienen el sentido que cobran los números cuando se los ordena:

                                                              123321
                                                             12344321
                                                           1234554321
                                                         12345677654321

No tiene pierde esta combinación porque no habrá un momento que se separe de su centro creador. Pero configurar ese centro es lo difícil y Vanesa encontró el secreto que reclamaba el poeta de las Tradiciones Peruanas: “en el centro hay que poner talento”.

¿Qué palabras pueden hacer crecer una historia? Muchas. Pero la más maravillosa de ellas es la palabra: Amor. Tú juegas con esa palabra y descubres sus misterios casi como en la vida.