domingo, 12 de julio de 2015

VIRUS, Reconstrucción de un conflicto




Cuando una obra logra que lo inverosímil haga que se nos escarapele el cuerpo: afirma su acierto…





Escribe: Luis Paredes


Está visto que el teatro es un conjunto de metáforas a la espera de su dramaturgo que la revista de verdad para que conmueva a su público. Este es el caso de VIRUS, Reconstrucción de un conflicto de Alejandro Alva que va en la sala Ricardo Roca Rey de la AAA. La reciente estrenada puesta en escena es una metáfora futurista que se alimenta de la era cibernética y la eclosión del ecosistema.

En medio de todo está el poder, la necesidad de control y la deshumanización de los controladores a lo que conduce el abuso de poder. La variante apocalíptica que nos proporciona Alva es muy válida y espeluznante por el hecho de dar nuevo curso a la utopía transformada en distopía. Una sociedad donde el excesivo control ha dejado a los pobladores de la tierra sin el verdadero disfrute de la naturaleza.

La trama resulta de lo más interesante puesto que hay de por medio ingredientes de rebeldía muy bien estructurados y que logran salir adelante en el diseño futurista de la obra. Muy verosímil el plano del manejo de las súper computadoras, al grado de generar todo tipo asociación con las condiciones presentes.

Cuando una obra logra que lo más inverosímil haga que se nos escarapele el cuerpo: afirma su acierto. Este es el caso de Virus donde el casting ha sido preciso y todos los actores responden al reto de entretener con una historia que aporta en el sentido metafórico e histórico y que nos llena de luces que ya no parten de la ficción sino que iluminan certeramente sectores concretos de nuestra realidad inmediata.

 Bajo la dirección de Alejandro Alva, aludido montaje cuenta con la participación de un talentoso y reconocido elenco: David Villanueva (España), Mayella Lloclla, Claudio Calmet, Ximena Arroyo, Sandro Calderón, Mariajosé Vega y Maria Paz Reynaud.


Hasta 19 de julio
Vie- sab- dom 8pm
Lugar: Teatro AAA
Jr. Ica 323- Lima.
Al costado del Teatro Municipal