lunes, 28 de noviembre de 2016

DAYANA JOAN, y sus estaciones de aprendizaje





Esta semana nos visita, en Lima, Dayana Joan, cantautora cusqueña y gestora cultural (organizadora de un Festival internacional de cantautores en su ciudad), para presentarse en un concierto colectivo y dar unas entrevistas, aquí la primera de ellas por cortesía del colega Wili Jiménez Torres, Fundador y director de ¡VUNP! ¡Vale un Perú! y miembro del colectivo de gestores culturales en música, Rock Achorao’.
  
 “Había sido siempre de las personas que colocaban sus obligaciones antes de lo que su corazón quería hacer, hasta que un día simplemente lo decidí y me despojé de todo aquello que no me hacía feliz, dejé mi trabajo y empecé a buscarme, en esa búsqueda me reencontré con la música, hacer canciones, la gestión cultural, el desarrollo humano y lo terapéutico, así… me enamore de mí”, nos confiesa de arranque Dayana, confesión que no sorprende pues viene de una cusqueña y, para más señas, sagitariana, y eso que la entrevista es a través del ¿frío? Facebook.



Si bien tiene un antecedente familiar en la música, su padre, Leonardo Silva (“una primerísima guitarra”, afirma), formó parte de varios conjuntos musicales uno de ellos con el maestro Enrique Delgado (Los Destellos) y otro con el conocido William Luna, lo de Dayana tiene sello propio, autodidacta para más señas: “no estudié música, mi despertar en la música es instintivo, y me gusta así, porque me ha brindado la oportunidad de diseñar talleres de exploración auditiva sin la consigna estética promedio, y considero en este punto de mi vida una ventaja”.

En el 2001, a los 20 años, como una declaración de independencia hizo su debut como gestora cultural, proponiendo “Al fondo hay sitio”, un contrapunto musical poético, donde participaron músicos y poetas cusqueños, éste se llevó a cabo en la ciudad del Cusco con apoyo del INC, la Universidad Nacional San Antonio Abad, EMUFEC y varias empresas privadas, “con el único fin de generar espacios y promover la expresión artística de los jóvenes, fue hecho sin fines de lucro. Y se repitió al año siguiente” reafirma.

Oirán mi voz


Diez años atrás, el universo la vio emerger como hacedora de canciones: “en el año 2006 se dio un concurso nacional de canción de autor promovido por Radio Nacional de Perú en la persona de Paco Mejorada, en su programa, ‘Canto rodado’, presenté dos canciones ‘Angelito de cristal’ y ‘Azul’, en ese entonces usaba la guitarra para darme referencia del acorde, mi papá me acompañó a Lima al concurso apoyándome con la instrumentación”. De esa experiencia, que no es usual en radiodifusoras, quedó un registro musical titulado: “Habrá que creer”.

Un nuevo punto en la geografía nacional, la vio empezar a relacionarse con cantautores y subir a escenarios, “En el 2009, me mudé a Arequipa, donde conocí a los que ahora son grandes amigos míos como Erick Tejada, Milar Zenteno, Américo Martínez, Marcos Obando, Rodrigo Ugarte, Saulo Pietro; el ‘Encomium’, el ‘Zorbas’, el café ‘Montreal’ fueron escenarios de inicio de los que guardo los mejores recuerdos, en tierra blanca me animé por primera vez a tocar solo mis temas, ya que aprenderme covers resultaba tortuoso con la guitarra y solo podía recordar mis propias canciones (ríe), desde entonces solo tocaría lo mío, además me gusta mucho reflexionar y hablar, tenía mucho que decir, y que mejor que hacerlo con lo propio”.




Una iniciativa que había surgido, casualmente, en Arequipa, en el 2010, nos referimos al 1er Encuentro de Cantautores “Trovadores”, realizada por el cantautor Américo Martínez, es tomada por Dayana Joan para realizarla en Cusco, al año siguiente, “producido con el único afán de difundir el trabajo de excelentes cantautores contemporáneos de la región”, declaró en su momento. Las dos siguientes ediciones en mano de Dayana Joan, en Cusco, se realizarían en el 2014 y en este 2016.

En enero del 2012, se integra a “Dándole Cuerda”, movimiento de difusión de la música de autor mediante festivales itinerantes, generado por los cantautores nacionales Enrique Mesías, Sócrates Arévalo y Oscar García. En ese mismo año anunciaba el lanzamiento de un disco titulado “A tempo quebrado”, pero no se conoció públicamente (“No está editado pero existe, son doce temas que tocó en mis presentaciones”, nos dice), hay un enlace en Reverbnation con 4 canciones que iban a formar parte de ese disco, ¿por qué no se editó?, le pregunto, “Cristianpol Valdivia y yo iniciamos la producción de ‘A Tempo Quebrado’, hicimos demos y maquetas, pero no se concretó en un producto final, creo que fue lo mejor porque, con lo vivido en años posteriores, recién el carácter de mis canciones y el mío propio se fueron definiendo; Cristianpol es súper talentoso, capturó el carácter de las canciones que logramos maquetear, le tengo mucha gratitud ya que como productor asumió cada tema como único. ¡A tempo Quebrado debe salir ya!, así que tendrán la novedad muy pronto”, promete.

Dayana Joan y Ali Krupskaia Bonet Gutiérrez


Ha compartido escenario con los cubanos Vicente Feliú y Pepe Ordaz y la colombiana Juli Rivera, y con cantautores peruanos como Ali Krupskaia Bonet Gutiérrez (“ella me inspiró a cantar sola con una guitarra”), Erick Tejada, Javier Lazo, Jorge Millones, Américo Martínez, por mencionar solo algunos.

En los últimos años sumado a su labor de cantautora y gestora cultural ha desarrollado otros emprendimientos: Diseño y ejecución parcial del programa de intervención Urbana - Dirección desconcentrada de Cultura- Área Funcional de Derecho de los Pueblos Indígenas, talleres de construcción y experimentación, basada en la musicoterapia, y Diseño y facilitación de espacios terapéuticos (bienestar emocional).

Tempo de cantar, tiempo de vivir

Entrada del Centro Cultural “La Noche” de Lima (Febrero 2012)

Dayana dice que sus canciones viajan al sentir de un corazón femenino lleno de historias, anhelos, frustraciones y en sus intervenciones reflexiona con el público sobre ellas con el interés de compartir el aprendizaje que significa “la vida”: “el álbum (NdeR: Inédito): ‘A tempo quebrado’, tiene canciones como ‘Angelito de cristal’, canción alusiva al aborto, ‘María Silencio’, que discurre entre emociones de una mujer silenciada en muchas formas pero que abre sus caminos a fuerza de amor, ‘Paraíso’, canción que propone la re significación de términos como ‘puta’, quitarle el peso a palabras que violentan la integridad femenina, ‘A tempo quebrado’, canción que señala el punto exacto de quiebre en que una mujer aprende a decir que no, ‘Mi amor’, tema que tiene como medula el aprendizaje que significa amar”; y algunas otras canciones que la cantautora comparte con el público, momentos de reflexión, algo de humor y cotidianidad, que evidencian su convicción por el poder terapéutico de las artes.

Su motivación temática actual a la hora de componer es el amor, “creo que el amor me mueve, el amor como esencia, a un hijo, al padre, a la madre, hermanos, amigos, amantes, a mí misma, el aprendizaje que pueda ser compartido y que construya, los ‘que’ vienen con el día a día”.

¿Por qué la música está presente en tu vida? le pregunto como colofón, me contesta: “la música sana, te mantiene a flote, conecta, propone, alinea, limpia, te hace crecer, te evoluciona”.





DATOS:

Música de Dayana Joan


PRÓXIMAS ACTIVIDADES:
Miércoles 30 de noviembre 8PM
Bar Superba
Petit Thouars 2884
 (cerca al cruce de Av. Petit Thouars con Av. Javier Prado), San Isidro.

Recital con las cantautoras Maró (Arequipa) y Katherine Encomenderos (Trujillo) y poetas del colectivo coordinado por el cantautor y poeta Zejo Cortez (Lima).

Sábado 10 de diciembre 3PM
Radio San Borja 91.1 FM
Programa “Arte Radio”
Entrevista y tocada.